Saltar al contenido

«¡La micropigmentación labial es muy artificial!»

    Este es un mito que oímos constantemente, nada más lejos de la realidad. Las micropigmentaciones anteriores eran más artificiales, buscaban un método de maquillaje más brusco y marcado, con colores diferentes del tono habitual de nuestra piel. En la actualidad las técnicas han avanzado y buscan la mayor naturalidad, la forma de resaltar la belleza existente. ¿Qué opinas?